Texcoco, Méx.-Tras 10 años de no tener modificaciones el reglamento interno de la policía municipal, se aprueban cambios para mejorar el desempeño y desarrollo de la corporación; se crea el área de análisis y asuntos internos a fin de recibir y dar seguimiento a quejas ciudadanas sobre delitos, abusos o negligencia de elementos policiacos en su actuación, además se busca impulsar la carrera policial, e imponer un nuevo modelo de seguridad a través de la profesionalización con cursos permanentes de capacitación.

El director de la policía municipal, Agustín Miranda Meneses informó que la aprobación de este nuevo reglamento interno pretende formar policías de élite, por lo tanto no se pueden permitir abusos en el desempeño de sus funciones y cualquier denuncia ciudadana o indisciplina de los elementos de inmediato será castigada con "un arresto virtual" o ser remitidos por el área de asuntos internos ante el ministerio público.

Al terminar su turno normal, el uniformado sancionado por no portar el uniforme completo, no cumplir con su horario, no cuidar la unidad vehicular a su cargo o alguna otra falta, tendrá que acudir a las oficinas administrativas a realizar las labores adicionales propias de las oficinas administrativas manifestó.

Sin embargo los elementos que son acusados de extorsión o abusos de autoridad y aún cuando los denunciantes no acudan ante el agente del ministerio público, Los titulares de está área le darán seguimiento a las denuncias ante las autoridades correspondientes, indicó Miranda Meneses.
Respecto a los 6 uniformados dados de baja por incurrir en ilegalidades, explicó que fueron acusados por ciudadanos de incurrir en extorsiones, sin embargo los afectados no acudieron ante las autoridades penales correspondientes.

Pero al entrar en operación esta área todavía se le podrá dar seguimiento a dichas acusaciones, aún cuando los interesados no acudieron a ratificar su denuncia aseguró el director Agustín Meneses.
La oficina de asuntos internos podrá intervenir cuando exista denuncia ciudadana en contra de todo aquél elemento de la corporación que en el futuro cometa algún delito en el desempeño de sus funciones, puntualizó el titular.

Adelantó que al interior de la corporación la política que se impondrá será la de "cero tolerancia" para aquéllos elementos que incurran en actos de corrupción, la medida inmediata será la suspensión y la investigación de la denuncia de resultar responsable, el policía deberá responder ante la autoridad judicial competente.

Aseguró que la oficina de asuntos internos tendrá la atribución de remitir a los elementos infractores ante el ministerio público para que esta institución deslinde responsabilidades, asentó Agustín Miranda.

De existir sólo indisciplina del elemento policiaco, la sanción será administrativa, sin embargo lo que se busca es formar una policía de élite que no abuse de su cargo y que no sea indiferente ante los llamados de auxilio, indicó.

"La policía debe dar confianza y velar por los interés de los habitantes y no que los vecinos se cuiden de la policía", comentó Agustín Miranda.

Explicó que tras ser aprobado el reglamento interno de la policía municipal se avocarán a elaborar ocho manuales de procedimientos a fin de mejorar el desempeño de la corporación; hacer una policía eficiente, comprometida, disciplinada y honesta que brinde garantías de seguridad y confianza a la población.


Sección principal: Noticias